Beneficios de realizar su mudanza con Islatrans si tiene hijos

Beneficios de realizar su mudanza con Islatrans si tiene hijos

¿Sabías que los niños pueden sufrir traumas al hacer una mudanza?

Hacer una mudanza es una puerta a una nueva etapa de la vida pero puede acarrear consecuencias, sobre todo para los más pequeños de la casa.

Muchas veces los adultos creemos que los niños, por ser pequeños, no perciben los cambios que implica una mudanza, bien sea local, nacional o internacional. Pero la realidad es que a ellos les afecta mucho más, pues el primer hogar es el lugar donde se sentían fuera de peligro, se encontraban sus amigos y estaban acostumbrados a ser ellos mismos y desarrollarse plenamente.


Lo primero que debemos tener en cuenta es que lo peor para los pequeños en una mudanza local y nacional e internacional es el hecho de no saber. No saber hasta el último momento que os vais de la casa actual, no saber a dónde, no saber por qué…


No hace falta que se pase por algo traumático como un divorcio o una muerte, para que a los hijos les afecte; el simple hecho de que esa casa deje de ser su hogar y pase a serlo otra distinta, es un gran cambio para ellos. A los niños no les suele gustar que se alteren sus rutinas.

En estas situaciones, los bebés sean probablemente quienes menos perciban el cambio y más rápidamente se adapten (aunque ello no significa que no vayan a notar el estrés alrededor y le afecte unos días). Hasta los tres años los pequeños también se adaptan con facilidad, sobre todo si mantenemos las rutinas anteriores.


Los mayores problemas existen a partir de los cuatro o cinco años, cuando los niños son más conscientes del cambio (aunque no lo lleguen a entender), de que dejan atrás su casa, su colegio, su familia, sus amigos... y a los que también afecta más el nerviosismo de los padres.

Hazles parte del proceso de cambio de casa, siempre de lo que sean capaces de entender según su edad.

Recomendaciones para hacer una mudanza con niños

Mantén la calma.

Habla con sinceridad a tus hijos y explícales el por qué de la mudanza. Se debe ser lo más sincero posible y se les tiene que explicar el por qué del cambio, para que entiendan en todo momento por qué está ocurriendo esta movilización. Una mudanza puede traer consigo desesperación y estrés sobre todo ante la clásica sensación de que no va a acabar nunca, pero gestiona el estrés en su presencia y mostrarse calmados. Evita las discusiones frente a los pequeños.

Mantén una actitud alegre durante la mudanza, ¡los hijos se contagiarán!

Resuélvele sus dudas y preguntas.

Si hay una buena comunicación y una relación sana, entre padres e hijos, todo será más sencillo. Hazles entender que el cambio es para mejor y que a la larga les gustará más el nuevo hogar.

Créales una ilusión.

Si el niño ve la mudanza como algo bueno, será mucho mejor. Para eso, hazles entender que podrán decorar la casa, que serán ellos los que escojan qué cosas o de qué color se pintará su habitación, etc.

Muéstrale el lado positivo del cambio.

Ve a pasear por la nueva zona, busca por internet información sobre su nueva ciudad, enséñale el parque, muéstrale fotos de la nueva casa, asignadle su habitación, hablar de las nuevas actividades a las que vais a participar en el nuevo barrio.

No todos nuestros hijos van a actuar de la misma forma.

Si tienes más de un hijo, es importante tener presente que cada uno lleva su proceso. Esto nos ayudará conocer los gustos de cada uno para poder enseñarles lo que más les vaya a llamar la atención del nuevo entorno.

Que tengamos varios hijos no significa que todos vayan a sentir el cambio de la misma forma, por ello escúchalos y préstale la misma atención en todo momento.

Comenta con ellos situaciones familiares.

Si tenéis alguna persona cercana que se haya mudado con hijos, cuéntale su historia. Si tienes sobrinos de edad similares, habla con ellos para que le cuenten su experiencia. En este sentido también podemos recurrir a películas de humor, cuentos para los más pequeños, pero siempre evitando la dulcificación e idealización.

¿Cuál es el mejor momento para llevar a cabo la mudanza?

A esta cuestión no hay una ciencia exacta, depende de las circunstancias de cada casa. Los más aconsejables es que si puedes escoger y hay niños de por medio, es mejor hacer la mudanza en Málaga o la mudanza en Cádiz en periodos vacacionales o que no tengan colegio. Pero esto variará si tenemos la ayuda de algún familiar para poder centrarnos en la mudanza.

En la época de vacaciones es más satisfactorio para los niños, ya que será una época en la que no tendrán deberes, trabajos ni exámenes y podrán adaptarse mejor a las circunstancias, tanto de horarios, como de organización.

Cuanto menos participe un niño en la toma de decisiones para la mudanza, menos entenderá el cambio y más le costará adaptarse.

Pequeños detalles.

Esta serie de detalles ayudarán en todo este proceso. Haz una caja con las pertenencias más preciadas de vuestros hijos (el peluche con el que duermen, las sábanas de su personaje favorito).

Ten localizados en todo momento sus juguetes, cuadernos y colores, su ropa favorita, procura que no se extravíen durante la mudanza. Saber donde está todo y colocarlo en la nueva vivienda le ayudará a instalarse en el nuevo hogar sin ningún inconveniente.

Dales tiempo.

Todos estos consejos son importantes, pero sobre todo permíteles que se tomen su tiempo de adaptación. Necesitarán tiempo para sentir la nueva casa como un hogar.

Si tenías pensado realizar cambios drásticos como quitar el pañal o pasarlo a su habitación, espera mejor unos meses. Una vez la instalación se haya completado, hay que intentar en la medida de lo posible volver a las rutinas anteriores al traslado, como horarios de comidas y cenas, de baño, de ir a la cama... Con esta normalidad, el cambio no será tan brusco.

Facilita el contacto con sus antiguos amigos.

Videollamadas, juegos online en grupo, excursiones juntos, una merienda en la casa nueva. Gracias a esto verá que puede seguir manteniendo sus amistades aunque cambie de entorno.

Muéstrale cómo integrarse.

El cambio a un nuevo colegio sin sus amistades de siempre pueden hacerle sentir desplazad@. Por ello, enséñale cómo puede acercarse a un grupo de niños nuevo, unirse al juego, proponer planes nuevos. Establecer vínculos sociales es algo que debe aprenderse, así que es bueno que empieces a integrarlo antes de que os trasladéis para que no se encuentre con el cambio de golpe y no sepa abordarlo.

Trata de hacerles ver el lado positivo de las cosas: ¿Qué mejor que estrenar habitación y encima poderla decorar ellos mismos? ¡Así seguro que la mudanza la ven con otros ojos!

Que mejor que contar con profesionales durante su mudanza. Con Islatrans podrá ocuparse al 100% de sus hijos sin tener que estar pendiente de trasladar todas vuestras pertenencias.

OLVIDESE DEL ESTRÉS Y CONTACTENOS, LE HAREMOS VER COMO SU MUDANZA PUEDE SER FACIL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Recientes

¿Cuánto suele costar un guardamuebles al mes?

23 de Julio de 2021

¿Cuánto cuesta una mudanza?

13 de Julio de 2021

¿Cuánto se tarda en hacer una mudanza?

08 de Julio de 2021

¿Cuántos días le corresponde por su mudanza?

20 de Mayo de 2021

¿Qué tipo de embalaje necesito en mi mudanza?

03 de Marzo de 2021

¿Su negocio crece? Nuestros trasteros lo hacen con usted

18 de Febrero de 2021

Desembale los enseres de su mudanza fácilmente

11 de Febrero de 2021

¿Se puede realizar una mudanza ahora con el coronavirus?

03 de Febrero de 2021

Como lograr que su trastero deje de ser el cuarto de los trastos

19 de Enero de 2021

Mudanzas en Benalmádena

13 de Enero de 2021