La evolución de los camiones. Historia

La evolución de los camiones. Historia

En sus inicios, los camiones no tenían una forma similar a lo que hoy entendemos por camiones, sino que estos parecían carruajes a motor o mejor dicho lo eran. La creación de estos se produjo cuando se planteó la pregunta de por qué limitarse a  hacer circular el tren de vapor únicamente por raíles, fue así como comenzó la evolución de los camiones.

Por lo tanto, el camión en sus inicios fue de vapor pero la cosa no quedó aquí, por aquella época la electricidad era la ciencia de moda y se hicieron todo tipo de vehículos impulsados por ella, fue cuando nacieron tranvías, trolebuses y trenes eléctricos. También se descubrieron baterías relativamente prácticas.

Otto inventó el motor de gasolina que rápidamente evolucionó y creó todo tipo de vehículos, pero no había lubricantes que protegieran los motores revolucionarios, ni se habían descubierto los aceros de alta resistencia. El aluminio se cotizaba más caro que el oro. La termodinámica y la dinámica de fluidos eran ciencias que empezaban a emerger. Todos estos condicionantes hicieron que el panorama en el que continua la evolución dónde los avances eran continuos en todos los campos y ninguno de los motores podía ser claramente superior a los demás.

Por un lado, el motor de vapor estaba muy evolucionado. Era un motor con un mantenimiento económico y con una duración prácticamente ilimitada, pero como desventaja tenían que eran muy lentos, voluminosos, muy peligrosos en caso de accidente y tardaban mucho tiempo en calentar antes de arrancar. En 1946 aún se vendían coches a vapor en EE.UU

Por otro lado, existía el motor eléctrico que en aquella época presentaba las mismas desventajas que hoy día. Aun siendo un motor limpio, con un mantenimiento nulo, pequeño, potente, con vida excepcionalmente larga… sus baterías eran caras, contaminantes, pesadas, grandes, de poca capacidad, con mantenimiento diario y vida útil muy limitada. Su aplicación se restringió al reparto urbano y poco más.

El motor Diesel no se pudo imponer debido a que en aquella época aún no se había inventado una bomba de inyección con un tamaño razonable. Así que a pesar de las intenciones Rudolf Diesel, su motor solo pudo utilizarse en grandes estaciones estacionarias.

Hasta la primera guerra mundial, varios modelos de motores evolucionaron en gran medida. Aunque aún no se había decidido que propulsión sería la idónea, el motor de gasolina ya predominaba con respecto al resto.

Debido a que los carruajes perdían la adherencia con facilidad, se fue introduciendo el chasis de acero, las zapatas de freno de madera ya no actuaban sobre la parte exterior de la rueda, etc. Pero aún no eran camiones modernos faltaba mucho aún en la evolución de los camiones. Las ruedas comenzaron a crearse recubiertas con neumáticos, las transmisiones por correa de cuero o cadenas y la potencia limitada de los motores imponían un tamaño y siluetas características.

En 1920, empezaron a imponerse las cabinas cerradas, las ruedas de chapa de acero, los frenos en todos los ejes, el accionamiento hidráulico o neumático de los mismos, las transmisiones por eje con cardan,… la potencia aumentaba y los camiones de gasolina desplazaron a los demás a nichos marginales del mercado, fue uno de los avances más exponenciales dentro de la evolución de los camiones. Poco a poco van apareciendo los vehículos con motor diesel, que eclosionan  después de 1945 y logran el monopolio después de la crisis del petróleo de 1973.

Los coches hasta años recientes, se creaban atornillando la carrocería al chasis de acero, por lo que crear un camión únicamente consistía en atornillar una caja de madera en vez de una carrocería de chapa. Esto suponía la creación de piezas únicas.

Hacia los años 40 ya se diseñaban los camiones como tales. Se generalizó el diesel, el turbo compresor sustituyo a los compresores volumétricos, el aluminio y el plástico se imponen con respecto al acero. Comienza a existir la comodidad en estos vehículos, aunque el chasis sigue construyéndose con dos vigas en U unidas con tirantes y riostras, la suspensión  todavía es por ballestas y ejes rígidos…

El gasógeno fue inventado, pero no con el ecológico propósito de utilizar recursos renovables sino para ser utilizado en épocas de escasez y racionamiento de gasolina. Este olvidado invento fue el que permitió que la España de la posguerra siguiese funcionando.

La evolución de los camiones ha continuado después de esta época pero aun así no ha habido ninguna creación que se marque de revolucionaria.

La evolución de los camiones hasta llegar a camiones como los que posee hoy día Islatrans

Hoy día hay camiones para cualquier tipo de negocio, adaptados a las necesidades de la empresa que los posee. Islatrans posee una gran flota de ellos, perfectamente acondicionados para la realización de su actividad, y así poder desempeñar una buena atención y servicio a de sus clientes en todos sus servicios: guardamueblestrasteros y mudanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Recientes

Camiones de mudanzas: claves para una mudanza segura

21 de Octubre de 2021

Servicios de mudanza para oficinas: calidad y economía;a con Islatrans

21 de Octubre de 2021

Sobre nuestro servicio de mudanzas internacionales

14 de Octubre de 2021

¿Dónde comprar cajas para mudanzas?

29 de Septiembre de 2021

Beneficios de saber organizar un trastero

23 de Septiembre de 2021

¿Cómo hacer una mudanza? Pasos a seguir

16 de Septiembre de 2021

¿Por qué los guardamuebles baratos le salvan de mudanzas imprevistas?

10 de Septiembre de 2021

Hablamos de los usos de los trasteros y guardamuebles

31 de Agosto de 2021

Servicios de alquiler de trasteros para empresas con Islatrans

25 de Agosto de 2021

¿Cómo guardar ropa en el trastero?

11 de Agosto de 2021